En busca de los oficios perdidos

En busca de los oficios perdidos

20/05/2015

Un viaje al pasado

Ya en el mes de febrero, uno de los grupos de estimulación cognitiva de Casta Asturias había iniciado un trabajo etnográfico sobre oficios tradicionales asturianos, el cual hace pocos días dimos por finalizado con la exposición sobre los resultados obtenidos.

La iniciativa surgió a partir de una actividad conjunta entre personas de distintas edades, en la que se pretendía identificar trabajos que hubieran desaparecido y profundizar en la esencia, que tiempo atrás, constituía el modo de vida de nuestros antepasados. La tarea resultó tan gratificante que decidimos seguir indagando en el pasado y avanzar en nuestras investigaciones.

De esta forma, nos pusimos manos a la obra para completar la búsqueda de los oficios perdidos. Para ello, seleccionamos los ocho oficios que consideramos más significativos, ya que sería imposible tratar detalladamente la gran cantidad de tareas y actividades que se realizaban y que salieron a la luz en la primera fase de este trabajo. En la selección figuraban los siguientes: tejedoras, segadores, pastores, pescadores tradicionales, herreros, cesteros y teyeros.

Con los oficios localizados, viajamos en el pasado al que en su día fue el mundo rural asturiano. En este proceso recopilamos la información en una descripción detallada, haciendo uso de los conocimientos de los residentes y averiguando, paralelamente, los reflejos culturales de la importancia que tuvieron esas actividades en la sociedad asturiana. En este periplo, pudimos encontrar, además, diversos monumentos, construcciones típicas, canciones, poemas, cuentos y leyendas. Y no nos resistimos a hacer alguna pausa en el camino, para que alguno de los participantes expusiera al grupo, trazos de aquellas canciones sobre las que conservaban todavía un leve recuerdo.

Con toda la información recopilada, la coordinadora de la actividad, en este caso la psicóloga del centro, se encargó de establecer una selección de la información. Posteriormente, dicho cribado se plasmaría en unas cartulinas expositivas, repartiéndose las tareas entre todos los miembros del grupo.

Como siempre, terminamos nuestra narración de los hechos con todos aquellos aspectos de la actividad que hemos visto transformados en beneficios terapéuticos. En este caso concreto, hemos trabajado la estimulación del trabajo en equipo, la capacidad de organizar una tarea, las habilidades sociales, la memoria remota, la búsqueda de soluciones a dificultades cotidianas y la motricidad fina.

Además, como en muchas otras actividades planificadas por el centro, los residentes pudieron comprobar su capacidad para conseguir un objetivo y reforzar así su percepción de autoeficacia. Fue sensacional ver cómo buscando en un viaje a al pasado, conseguimos dar un paso más hacia el encuentro de unos objetivos futuros.

Más noticias de Casta Langreo (Asturias)
Página de inicio de Casta Langreo (Asturias)